Mónica Astorga Cremona y la promoción de los derechos de personas trans


Hoy también presente un proyecto con objeto de reconocer el trabajo de la hermana Mónica Astorga Cremona conteniendo y promoviendo derechos e igualdad de oportunidades de personas transexuales. 
Personas que han visto vulnerados sus derechos básicos a la dignidad, la identidad, la vida familiar, acceder a un empleo digno, etc. como consecuencia de su derecho privado a optar por su sexualidad. Un derecho humano reconocido en nuestro país y que, a pesar de ello, continúa aparejando una importante discriminación por parte la sociedad, en general, y su núcleo familiar, en particular, conduciéndolas a la soledad, la denigración y la prostitución. 
A continuación, el texto del proyecto:

LA LEGISLATURA DE LA PROVINCIA DE NEUQUEN DECLARA: 
Artículo 1: De interés del Poder Legislativo las actuaciones realizadas por la hermana Mónica Astorga Cremona, carmelita descalza, quién lleva más de diez años trabajando en contener, promover los derechos y la igualdad de oportunidades de personas transexuales. 
Artículo 2: Comuníquese a la subsecretaría de Derechos Humanos, dependiente del Ministerio de la Ciudadanía, al Obispado de la Provincia de Neuquén, al Poder Judicial de la Provincia de Neuquén. 
FUNDAMENTOS:
Desde el año 2005 la hermana Mónica Astorga Cremona realiza tareas con objeto de contener, promover los derechos y la igualdad de oportunidades de personas transexuales. 
Personas que han visto vulnerados sus derechos básicos a la dignidad, la identidad, la vida familiar, acceder a un empleo digno, etc. como consecuencia de su derecho privado a optar por su sexualidad. Un derecho humano reconocido en nuestro país y que, a pesar de ello, continúa aparejando una importante discriminación por parte la sociedad, en general, y su núcleo familiar, en particular, conduciéndolas a la soledad, la denigración y la prostitución. 
Es importante reconocer que Mónica Astorga Cremona no está sola. Durante el 2016 recibió el premio Filomena Marturano, en reconocimiento a su rol como una mujer fuerte, valiente, sensible y luchadora. Una de esas mujeres imprescindibles para nuestra sociedad. 
Mientras tanto, el papa Francisco le escribió una carta de reconocimiento a su labor. La misma dice “Mónica, no te apartes de este trabajo de frontera que Dios te puso en el camino. Con tanta marginación, las mujeres trans son los leprosos de la época de Jesucristo. No baje los brazos”. 
Actualmente, gracias a esta labor, estas personas están trabajando en peluquerías, talleres de costura, cuidado de adultos mayores, oficinas públicas y diseñadoras gráficas. Aproximadamente cuarenta trans de la ciudad de Neuquén y alrededores han participado en recibido su contención y apoyo a lo largo de la última década. 
Tienen entre sus proyectos la creación de cuartos recidenciales para ellas, un hogar de días para ancianos, un taller de diseño gráfico y local de ventas. 
Como legisladores, por tanto, no podemos ser indiferentes a este importante trabajo social.

Comentarios

  1. Todo lindo, pero no todos los talleres están. Están en palabras no son una realidad todavía. Nos han prometido los equipos, hasta la fecha no están.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Renovando el apoyo a la producción de Neuquén

¿Qué aporta el arte a la subjetividad de la época?

Maria Enriqueta Anderson